El refugio de la escritura

niño cuaderno

Ilustración de Chris Sheban

Octubre de 2014. Recuerdo esta fecha por ser un mes especialmente lluvioso en el norte de España. Pero sobre todo la recuerdo por ser la fecha en la que mi vida y la escritura quedaron unidas para siempre.

En aquella época me perseguía la idea de que necesitaba embarcarme en un viaje más profundo hacia mí mismo, de que debía ser más valiente y enfrentarme cara a cara, y de una vez por todas, a los miedos y al sufrimiento que tanto me limitaban. Hasta entonces, el temor a lo desconocido y a mis propios fantasmas me había frenado e impedido ese paso tan necesario. Pero llegó el día en que por fin fui capaz de vencer todas esas resistencias e inseguridades y lanzarme al vacío. Ocurrió cuando caminaba embelesado bajo una lluvia que parecía infinita: mi deseo persistente de disfrutar de una vida plena se transformó en una sensación tan intensa que resultó incuestionable. Sentí cómo aquel deseo se convirtíó en la más férrea determinación y lo sentí con la seguridad con la que se sienten las certezas absolutas.

La decisión estaba tomada: al día siguiente pondría rumbo a la montaña granadina de Sierra Nevada camino de un desafiante y solitario retiro espiritual, en el centro budista Oseling. Una vez allí, en total aislamiento, viviendo de forma simple y rudimentaria, y sin nada superfluo en lo que enfocar mi mente, no me quedó más remedio que hacer frente a todo mi sufrimiento acumulado y a una desastrosa relación conmigo mismo. Y lo hice con la única compañía de que disponía: mi cuaderno y mi pluma. Para mi fortuna, enseguida se hizo evidente que ésta era la mejor compañía posible…

Lo que allí descubrí fue una escritura sorprendentemente íntima y acogedora. Tanto fue así que se convirtió en un inesperado refugio, animándome a ser valiente y honesto como nunca antes. Bajo su protección pude dar libre voz a mi ‘yo’ interior, entregándome sin reservas a un cuaderno que parecía comprenderme. Cualquier sentimiento doloroso era absorbido y abrazado por ese cuaderno que se escribía ‘solo’, sin esfuerzo. Las palabras brotaban directamente desde el corazón, sin ser juzgadas ni reprendidas. Palabras que curaban por el simple hecho de ser escritas sin importar el contenido de las mismas y que, en su trazo despreocupado sobre el papel, se mezclaban con las lágrimas que en su inevitable caída me iban liberando de un peso mucho mayor que el de su contenido en agua. Lágrimas indescriptiblemente hermosas y necesarias que inundaron mi ser de esperanza, haciéndome sentir confiado y seguro en su presencia, por fin acogido en un verdadero y cálido hogar.

Esta experiencia resultó tan auténtica y liberadora que, pese a estar aislado en la montaña a más de dos mil metros de altitud, la sensación de soledad y de vacío interior se esfumó por completo. El mundo y todas sus hermosas manifestaciones ahora se me mostraban increíblemente cercanas y amables. Dejé de rechazarme y exigirme, y comencé a aceptar sin condiciones mi situación y mi dolor. Ahora sabía, con la misma certeza con la que sentí que debía emprender este viaje, que lo único que me llevaría a la felicidad era mi bondad y mi compasión.

Gracias al refugio que me brindó la escritura logré reencontrarme y reconciliarme conmigo mismo. Pude ofrecerme, por fin, la bienvenida y el abrazo incondicional que tanto había necesitado.  

 

– Sergio –


SI QUIERES SEGUIR EL BLOG:
Email *


Etiquetas: , , , , , ,

Publicado 21 enero, 2017 por sergio in category "Cuaderno de Viaje

43 COMMENTS :

  1. By Alicia on

    Y por fin la soledad desapareció.
    Ya no estabas sólo.
    Empezaste a vivir con plenitud, contigo mismo.

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Alicia. Exacto, porque la soledad no es más que nuestro propio rechazo…

      Responder
  2. By juana on

    Hola Sergio me encantaron tus letras son maravillosas te hacen viajar… yo me sentia en la montaña sintiendo el silencio.Gracias por hacerme viajar con tus letras.

    _SERGIO_

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Sinceramente me emociona lo que me dices. Lograr llevarte allí, a lo que yo sentí aunque sea por un instante, es un regalo para mí.
      Gracias por leerme Juana. Y por tu sensibilidad…

      Responder
  3. By Mercedes on

    Para mí la escritura ha sido catártica y curativa. Sé que no soy una literata, pero eso no me ha quitado la posibilidad de expresar por escrito lo que siento en mi interior y lo que siento respecto al entorno social en el que vivo. A través de la escritura he expuesto mis heridas subjetivas y me he planteado palabras consoladoras y constructivas para seguir adelante.

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Mercedes. Me parece fantástico lo que dices y también cómo lo expresas. Es un perfecto ejemplo del gran valor que tiene la escritura.
      Un saludo y gracias por tu comentario!

      Responder
  4. By Enrique on

    La escritura es el refugio incomparable de las voces, de las curvas siniestras en que abundan los conflictos inimaginables de las situaciones, los miedos, el hecatombe de los mas terribles sentimientos y de la soledad más humana…

    Responder
  5. By Enoc on

    ¡Oh! No sé como llegue a parar hasta este blog, el contenido es único, la manera en como lo muestras deja mucho que desear; ya que la serenidad y la felicidad estan mucho mas cerca de lo que creemos. Me da gusto leer blogs de estos tipos… Sigue escribiendo.
    Saludos desde el norte del Perú!!

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Efectivamente Enoc, la felicidad está mucho más cerca de lo que creemos. Gracias por tu comentario y saludos para Perú!

      Responder
  6. By ROSARIO BENITES PRIETO on

    Sigue escribiendo me gusta mucho,a veces lo hago y puedo plasmar lo que siento mis emociones y puedo ser terrible como indefensa.gracias

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Rosario. Me alegro de que escribas y trates de cuidar de ti de esta forma.
      Lo cierto es que debemos prestar atención a nuestra actitud al escribir, tratando de estar ‘presentes’ y no arrastrados por la agitación mental porque entonces escribir nos puede fortalecer nuestras conductas negativas. Espero escribir algo sobre esto pronto.
      Un saludo

      Responder
  7. By octavio condori on

    Realmente es maravilloso la forma de describir pasajes vividos, con toda esa emotividad y sencillez como lo expresa. Si, para huir de los problemas, miedos, angustias, y otros traumas, solo se requiere un cuaderno y un lapiz, dejar que hable el corazón, y en alas de la prosa o el verso, volar por el cielo infinito de la inspiración.

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Gracias por ese inspirado y hermoso comentario Octavio!

      Responder
  8. By Bertha Trochez on

    En este momento estoy pasando por un torbellino de emociones contenidas,me siento como un volcan al limite de la explosión, y e comenzado a llorar,porqie no he podido expresar mis sentimientos mas profundos que invaden mi alma y me llenan de melancolia y tristeza,estoy pasando por un divorcio y no tengo a nadie con quien desahogarme y las personas me miran como una mujer fuerte y es que en verdad lo soy y muchas veces he querido escribir y sacarme todo esto de adentro y veo que no esta mal la idea porque al final mi compañero en la intimidad de mi habitación, en estas noches largas sera mi cuaderno,gracias por animarme hacerlo

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Gracias por expresarte con sinceridad Bertha. La verdad es que el sufrimiento más profundo es el de soledad, y cuando éste es intenso parece que uno no pueda soportarlo más, así que lamento mucho que estés pasando por eso. Lo que yo aprendí es que el sentimiento de soledad es, sobre todo, un sentimiento de autorechazo, de separación con uno mismo. A veces no parece que sea así, porque lo que vemos son los ‘objetos’ de nuestras tristezas, nostalgias,etc. pero escribiendo uno puede ver con más claridad y cuidar de todo lo que realmente nos hace sufrir. Así que te mando mucho ánimo y me alegro mucho de haberte animado a tomar el refugio de la escritura. Espero que la presencia del cuaderno te ayude a recoger y abrazar cualquier emoción o cualquier miedo que te surja, y te ayude a recordar que el amor es algo que TÚ tienes dentro.

      Responder
  9. By h on

    es algo muy bonito separarse del mundo,ser solo yo,para iluminarme y encontrarme a ni mismo

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Lo cierto es que a veces tenemos que ‘perderlo’ todo para encontrar lo que verdaderamente tiene valor
      Gracias y saludos

      Responder
  10. By Gladys on

    Que bien te hizo! Dejaste salir tus miedos y expresaste tu vocacion que ya estaba alli,esperando.Me encanta como escribes!

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Gladys. A veces nos convencemos de que los cambios vienen poco a poco, pero esto muchas veces no es verdad. A veces, preferimos pensar esto para protegernos y no sentir el miedo de lanzarnos al vacío… pero hay momentos en los que no hay que dar un paso sino ¡un salto!, sólo así vencemos las resistencias que nos impiden avanzar. A mí me cuesta mucho dar un salto sin medir todo a la perfección pero esta vez sí que fui capaz de hacerlo. Y menos mal que lo hice…
      Saludos y gracias por tu mensaje

      Responder
  11. By Colombia on

    Admiro tu relato, bien escrito y descrito. Tienes razon, escribir lo que se siente, nos hace sanar lo que no comprendemos. Gracias!

    Responder
  12. By Mònica Flor Arciniegas on

    el analgesico mas acertivo para aflorar mis emociones internas limitantes en mi larga travesìa, donde esta mi claridad como lucièrnaga intermintente que me llevara al climax del èxito es mi amiga intima.lA ESCRITURA, a quien me rindo ciegamente en mi sentir.

    Responder
  13. By isabel on

    me encanta , a parte yo tambien he usado muchisimo la escritura desde qu etenia 12 años …. y realmente creo que es una actividad que debo retomar, hace un año qu eno lo hago…. pero yo despues suelo deshacerme casi de todo … pues al ser escritura intimista…. muchas cosas van a la basura!
    muchas gracias por recordarme esa aficion tan sana!

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Isabel. Retoma sin miedo la escritura! Solemos subestimar el poder de la escritura porque rara vez nos da resultados inmediatos y ‘visibles’, sentimos constantemente que no sirve y que nos repetimos, que no nos lleva a ningún lado, pero en realidad es nuestra mente resistiéndose a la exploración y a todo lo que no produzca alivio inmediato. Además en realidad aunque ‘tires’ a la basura lo que escribes, nunca se pierde, porque cada palabra escrita deja un poso en nuestra mente y en nuestro corazón…
      Gracias por tu mensaje y mucho ánimo!

      Responder
  14. By María Laura Minolli on

    Escribir es un llamado una pasión sin límites,una voz que ni sabes de donde provieneque te va dictando lo que debes exponer… Una vez que comienzas a hacerlo, nada ni nadie puede detenerte.
    Lau

    Responder
  15. By destruida on

    Es inspirador. Mi escape es la lectura pero sé que mi refugio lo voy a encontrar en la escritura, la vez que me anime, un saludo, hermosas palbraas.

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Todo lector lleva un escritor dentro. Las resistencias internas para ponernos a escribir no sólo no son un impedimento real sino que al romperlas damos el paso necesario para destapar toda la magia que guardamos dentro… así que ánimo, si sientes que lo más profundo de ti desearía escribir, hazlo. No dejes que ninguna ‘voz’ te convenza de lo contrario!
      Recomiendo a todo el mundo el libro “el gozo de escribir” de Natalie Goldberg, un libro enfocado en romper resistencias y miedos.
      Un cordial saludo!

      Responder
  16. By candelaria on

    Perdona, hablas de montañas, retiros y soledad…He tratado muchas veces de escribir algo que valga la pena, la fia. me
    decia escribir mi historia, cosa que no deseo…Antes leia mucho, ahora casi no lo hago. ¿crees tu’ que si me voy para una montaña puede que si me arriegue, a escribir algo bueno?…Saludos y gracias!!…Lala Acosta………….

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Candelaria. Desde luego que cuando nos retiramos a una montaña salimos de nuestro rango de confort, y así es más fácil romper con las resistencias que nos impiden escribir, meditar o lo que sea. Lo cierto es que muchas veces el problema es que no estamos dispuestos a escribir algo que no sea ‘bueno’ y esto es un freno en sí mismo. Y es que hay que estar dispuesto a escribir ‘porquería’ para que pueda salir algo bueno… te recomiendo también el libro “el gozo de escribir” de Natalie Goldberg.
      Saludos!

      Responder
  17. By Silvia on

    Me encanto leer y poder compenetrarme en esas emociones y sentimientos de esa situacion de decidir y determinar como y que hacer en un momento de nuestras vidas elegir el conectarnos sin temores con nosotros con nuestra autenticidad y logramos la conciencia plena ubicandonos en otro lugar porque lo que conocemos ya no nos conforma no nos llena ya no es valido ni suficiente. Excelente manera de plasmarlo, v´ivido real certero relato de experiencias universales.

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Silvia. Me alegro de que te gustara y de que aprecies el valor de un proceso personal como el que yo viví. Gracias por tu mensaje!

      Responder
  18. By Rodrigo Acuña on

    Que hermoso conocer personas con afinidad a mí. Mi experiencia con la escritura no la conocía aún cuando desde más joven escribía sin saber porqué lo hacía, en éstos tiempos miro al “yo antiguo” y me doy cuenta del valor que siempre cargue en mi por la bondad de Dios. La escritura es una oración a uno mismo y a Dios.
    Gracias por compartir.

    Responder
  19. By Rodrigo Acuña on

    Cuanta empatía hacia tu experiencia, creo que muchos hemos vivido tal al descubrir la escritura.
    Gracias por compartir!

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Hola Rodrigo. Lo cierto es que la escritura podría ayudar a mucha gente que no sabe cómo manejar sus sentimientos o cómo darles luz. Gracias por tu mensaje, saludos!

      Responder
  20. By Arie on

    Es realmente hermoso y profundo tu escrito… Me recuerda a cuando estaba pasando una de las etapas mas tristes de mi vida, me refugie en mi habitación a oscuras donde la tristeza era menos y lo plasme en cada reglón de los cuadernos que hoy en día no me animo a leerlos.. solo los recuerdo como la etapa que definió mi ser de hoy, me ayudo a desahogar todo aquello que no me anime confesar a los demás viendo a los ojos.

    Responder
    1. By sergio (Autor del artículo) on

      Muchas gracias por tus palabras y por contar un poco de ti. Siempre cuesta enfrentarse a vivencias tan cargadas de tristeza o dolor, y revivirlas nos da temor. Puede ser muy interesante leer lo que viviste en aquella época, pero sólo si se siente uno preparado para ello, sobre todo con mucha compasión y amor hacia uno mismo… Lo más importante es seguir escribiendo si sentimos que algo dentro de nosotros pide voz.
      Saludos!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *